Rotulación a mano, el resurgir de los letreros más clásicos

rotulo-taller-rotulacion-a-mano

A las más jóvenes generaciones les llaman la atención. Y a las más viejas les traen bonitos recuerdos. Delicados anuncios, hechos con sumo cuidado, sobre la cristalera exterior de una taberna. Bonitas caligrafías, salidas del pulso y buena mano de su autor, plasmadas sobre vetustas pizarras. O carteles, que parecen llegados de tiempos pretéritos, coronando la entrada de cuidadas tiendas contemporáneas.

Son rótulos artísticos, herederos de los de antaño, que resurgen en nuestros días gracias a talleres como Rotulación a mano.

Fue entre los setenta y los ochenta cuando comenzaron a decir adiós. El arte de rotular comercios y negocios cambió de manos. Dejó de ser una labor artesana íntimamente relacionada con las bellas artes, para convertirse en una tarea industrializada. Una fabricación en serie que en el mejor de los casos contaba con profesionales del diseño gráfico. El oficio de rotulista, como había sido conocido, desaparecía.

Es por esta razón que grafistas como Diego Apesteguia, de Rotulación a mano, tuvieron que recurrir a especialistas de Estados Unidos, Reino Unido o Argentina para instruirse y lanzarse a la aventura, nada sencilla, de su recuperación. Primero, compaginando una carrera dedicada al mundo de la publicidad y el marketing con su proyecto. Para, después de diez años, alcanzar la viabilidad de una dedicación exclusiva.

Rescatando el pasado rotulista

Sorteando las nuevas tecnologías, rescata día a día los rótulos antiguos y las fachadas comerciales más clásicas. Creando desde cero.

Volviendo a emplear técnicas olvidadas. Recuperando materiales nobles que se empleaban en el pasado. Buscando el equilibrio entre lo utilitario y lo estético. Persiguiendo el objetivo de servir y embellecer tanto al propio negocio como al conjunto del espacio urbano. Logrando hacer compatibles bellas costumbres pasadas con necesidades comerciales actuales.

Rotulación a mano, desde su taller en el corazón del madrileño barrio de Malasaña, lleva su arte rotulista a tiendas, bares, restaurantes, eventos e incluso a foodtrucks.

grabando-rotulo-cristal-rotulacion-a-mano

pintando-cristal-bar-tapas-rotulacion-a-mano

rotulacion-a-mano-rotulo-vermuteria-retro

caligrafia-pizarra-rotulacion-a-mano

,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario